PARKINSON, Lisa, Mediación familiar. Teoría y práctica: principios y estrategias operativas, Gedisa, editorial, Barcelona, 2005.

 

PARKINSON, Lisa,  Mediación familiar. Teoría y práctica: principios y estrategias operativas, Gedisa, editorial, Barcelona, 2005.

 

Es un libro eminentemente práctico que acomete cada situación y aplica las técnicas, habilidades o herramientas adecuadas, teniendo en cuenta cada detalle desde las posiciones de las partes y los intereses.  Plantea cuestiones que puede acontecer en una mediación y todo el camino hasta llegar a la misma.

Parkinson hace que descubramos lo difícil que es mediar, que el mediador no sólo debe conocer las técnicas, sino también tener un conocimiento amplio, profundo, adquirido, y además intuición, que lo da la actitud que debe mantener un mediador,  basada en la capacidad empática propia y en conocimientos de psicología,  para saber cuándo aplicarlas de manera certera. Por muchos conocimientos de las  técnicas, habilidades, herramientas o conocimiento del proceso de mediación, así como de las diferentes escuelas,  y por supuesto los principios y todo lo que conlleva, si no los asumimos desde la actitud de un mediador, ni tenemos la intuición propia de la profesión, no podemos ser mediadores.  En resumidas cuentas, ser mediador no es sólo cuestión de aptitud, sino también de actitud.

 

Contempla la mediación como “una ciencia del proceso y no del estado, del transformarse y no del ser” y los “mediadores ayudan a las parejas a usar constructiva, y no destructivamente, su energía en el manejo de la dinámica de cambio.  Desde la perspectiva de la mediación el conflicto “es una fuerza natural necesaria para el crecimiento y el cambio”,  utilizando su energía  de forma constructiva se resuelve de manera integradora y se fortalecen las relaciones. La mediación es la herramienta aplicada al conflicto para conseguir ese objetivo.

 

Describe las diferentes formas de resolución de conflictos y destaca como se considera la mediación más como un complemento al sistema judicial, rompiendo el bloqueo que los operadores jurídicos puedan entablar a la mediación, pues cada uno tiene su lugar, su función.

 

            El libro trata de ser preciso en cada situación, las describe y nos propone técnicas, habilidades adecuadas, estrategias, como las que aconseja en caso de bloqueo o punto muerto, o en cuanto al papel de los hijos. Las razones para involucrar a los niños y los beneficios potenciales de su participación son un ejemplo más de cómo el procedimiento de mediación familiar estudia minuciosamente las circunstancias familiares a las que se aplica con suma sensibilidad, y que potencia el significado que le da a la actitud del mediador como si se tratara de un “balancín”.

Es un libro desde un punto de vista científico exhaustivo, completo y práctico.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>