Si hay sombras es porque hay luz

¿Nada más despertar se dio cuenta o se dio cuenta porque despertó? Tanto monta, monta tanto, porque despertar es darse cuenta y darse cuenta es despertar el momento consciente. Y el mediador sólo procura que eso ocurra para que las partes lleguen a entenderse, a comunicarse, a empatizar, a escuchar, etc.

Pero a veces los conflictos  primero son individuales y al no resolverse trasciende y se refleja en el mundo más cercano como problema ajeno. Cometido del mediador es desvelar aquello que obstaculiza el entendimiento a través de técnicas casi invisibles que arrojen luz a la palabra. Debe gestionar un proceso para que las partes que se encuentren dentro del mismo se den cuenta que si hay sombras en una relación es porque también hay luz, y quizás no se esté mirando en la dirección adecuada para dar con la misma.

Además de las herramientas o habilidades de las que puede disponer el mediador, también existen diferentes rutas o métodos que nos sirven para cambiar esa perspectiva. De esta forma, podemos mencionar los tres tradicionales (Harvard, Transformativa, Circular-Narrativa) y el método Integrador, una innovación de la mediación que sólo hay que aplicarlo para ver cómo fluye el proceso de mediación desde la integración de la actitud propia.

  • La escuela tradicional-lineal de Harvard, realiza un trabajo del método como único objetivo de llevar a las partes a un acuerdo. Proviene del Derecho y de la Economía y se basa en el método de la negociación salvando las diferencias propias que existen entre la negociación y la mediación.
  • La escuela circular-narrativa (Cobb) trabaja fundamentalmente el reconocimiento del conflicto a través de un intercambio de información y del lenguaje. Este método proviene de la Psicología.
  • La escuela transformativa (Bush y Folger), se centra en transformar el conflicto, las relaciones  y los individuos  y provocar cambios sociales. Proviene de la Sociología.
  • En cuanto a la escuela integradora (Falcón Caro),  consiste en dirigir el proceso desde la integración absoluta de la actitud profesional del mediador para el mejor reflejo en el proceso y en las partes. Estudiando los procesos mentales que han llevado al conflicto para desestructurarlos, procurando un mayor abanico de posibilidades de pensamiento y por tanto de acuerdo. La principal herramienta que utiliza esta escuela es la Programación Neurolingüística o PNL. Proviene de la Filosofía y de la Psicología.                                                                                                                                                                               ——————————————-Dra. María del Castillo Falcón Caro

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>