PNL aplicada a la Mediación: el Método Alternativo o Integrador

La PNL o Programación Neurolingüística nace de una metodología diseñada por Richard Bandler (informático) y John Grinder (psicólogo y lingüista), que unifica las mejores estrategias de desarrollo personal diseñadas por terapeutas como Fritz Perls, Virginia Satir o Milton Erickson. La PNL es una aplicación de programas de comportamiento a través de las percepciones sensoriales que determinan nuestro estado emocional subjetivo y del lenguaje o de la comunicación. De todas formas, la PNL es complicado darle una definición que englobe lo que realmente implique y sobre todo desde el punto de vista más práctico, por eso es mejor partir de sus presuposiciones y lo que puede significar esta metodología para la Mediación.

La PNL parte de presuposiciones[1] como:

–       Cada persona tiene su “mapa” de la realidad, y éste no es el territorio. Cada persona tiene distintas experiencias que configuran su “mapa”, pero éste sólo refleja una parte pequeña de lo que es la realidad. Por tanto, no es la realidad la que nos limita, sino nuestros propios “mapas” de la misma.

–       En un sistema, el elemento más flexible y con más alternativas es el que domina el sistema. Es decir, en un grupo de personas, aquella que tiene menos limitaciones, y puede generar más alternativas es la que lidera el grupo. Por eso aprender a tomar conciencia de las limitaciones de nuestros mapas y ser capaces de conseguir ampliarlos nos llevará a también a ampliar el marco de resultados óptimos o de acuerdos en una mediación.

–       No existen fracasos, sino sólo resultados de los que es posible aprender. Por eso es necesario aprender que no tenemos la razón absoluta y que siempre estamos equivocados, porque ello nos llevará a explorar nuevos “mapas”, y nos “daremos cuenta” que a través de la experiencia o lo que podemos considerar “fracasos”, no son tales, sino que son resultados para poder aprender.

–       Si lo que hacemos no funciona, hagamos algo distinto. Para que los resultados sean útiles para aprender hay que utilizarlos para explorar nuevos caminos y “arriesgarse” a probar cosas nuevas.

–       No es lo mismo conducta que identidad. La persona no es su comportamiento. Si éste no es adecuado en un determinado contexto eso no tiene que ver con la identidad de la persona.

–       Las personas funcionamos de la mejor manera posible con una intención positiva y adaptativa. Las personas realizan los comportamientos que creen que son más adecuados en un determinado contexto, porque lo hacen desde su “mapa” de la realidad, y desde su esquema mental esos comportamientos tienen todo el sentido.

–       Las personas tenemos disponibles todos los recursos que necesitamos para aprender y para cambiar nuestros “mapas”.

Actuamos sobre una representación de la realidad que cada individuo confecciona y que no tiene por qué coincidir con la de otro. De hecho, cuando partimos del  principio de que  el otro posee las mismas referencias o pautas de pensamientos que nosotros surgen los conflictos o malos entendidos. La PNL parte de la base fáctica de que construimos la realidad a través de nuestros propios filtros sensoriales, y en ellos también incide la experiencia, las circunstancias personales evolutivas, los recuerdos, etc. Y este mismo paradigma desestructura la realidad para volver a construirla de forma comprensible. La Programación Neurolingüística nos permite transformar la vida de manera integral a través del cambio del pensamientos y actitudes.

A través de este sistema, se logra resultados eficaces en diferentes sectores, fundamentalmente personales, como automotivación, autoconfianza, resolución de duelos y de conflictos afectivos, perder miedos, malos hábitos o vicios, y también cura algunas enfermedades, sobre todo psicosomáticas.

En cada una de las áreas existe un conflicto, y la PNL actúa de forma efectiva sobre el mismo facilitando su resolución. Por tanto, la PNL es un recurso que puede utilizar un mediador como método “alternativo” de resolución, buscando caminos diferentes a los ya explorados en el proceso, pero también es ‘integrador’, del que recibe el nombre y que desarrollo en otro post como método propio.

<a href=”http://www.safecreative.org/work/1407131445776-escuela-metodo-o-modelo-integrador-para-la-mediacion” target=”_blank”>
<span>Escuela,Método o Modelo Integrador para la Mediación</span> –
<span>(c)</span> –
<span>María Castillo Falcón Caro</span>
</a>

 

Un mediador entrenado en PNL, utilizando este método, puede entender y dirigir el conflicto a través de la percepción y la comunicación y conseguir los resultados más óptimos esperados en Mediación.

María del Castillo Falcón Caro

<a href=”http://www.safecreative.org/work/1407131445776-escuela-metodo-o-modelo-integrador-para-la-mediacion” target=”_blank”>
<span>Escuela,Método o Modelo Integrador para la Mediación</span> –
<span>(c)</span> –
<span>María Castillo Falcón Caro</span>
</a>

 

[1] Vid. SANTOS, Allan / LLADÓ, Enric, El libro grande de la PNL, Ridgen Institut Gestalt, Barcelona.

 

Bibliografía

SANTOS, Allan / LLADÓ, Enric, El libro grande de la PNL, Ridgen Institut Gestalt, Barcelona. Bandler, R y Grinder, J (1993). PNL, La Magia en Acción .Trance Fórmate. Editorial Gaia. Madrid: España.


Robbins, A. (1991). Poder sin límites. Editorial Grijalbo. Caracas.

Andreas, C. y Andreas, S. (1980). Corazón de la Mente. Santiago de Chile: Cuatro Vientos Editorial.
Bandler, R. y Grinder, J. (1982). De Sapos a Príncipes. Santiago de Chile: Cuatro Vientos Editorial.
Bandler, R. y Grinder, J. (1980). La Estructura de la Magia. Santiago de Chile: Cuatro Vientos Editorial.

Cudicio, C. (1992). Cómo Comprender la PNL. Introducción a la Programación Neurolingüística. España: Ediciones GRANICA.
Mohl, A. (1992). El Aprendiz de Brujo. Manual de Ejercicios Prácticos de Programación Neurolingüística. Barcelona – España: Ediciones SIRIO.
O’Connor, J. y Seymour, J. (1992). Introducción a la Programación Neurolingüística. Barcelona, España: Ediciones Urano.
Ribeiro, L. (1995). La Comunicación Eficaz. Venezuela: Ediciones URANO.
Ribeiro, L. (1997). Los Pies en el Suelo y la Cabeza en las Estrellas. Venezuela: Ediciones URANO.

 SofiaZaric:http://www.monografias.com/trabajos10/neuro/neuro.shtml#ixzz2atuAICdm

 

 

 

2 thoughts on “PNL aplicada a la Mediación: el Método Alternativo o Integrador

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>